Arbacia dufresnii

Arbacia dufresnii es una especie de erizo de mar con propiedades naturales, que desde hace siglos por su poder antioxidante y fortalecedor del sistema inmune.

Beneficios

El erizo de mar tiene un alto contenido de Espinocromas, Vitaminas y Oligoelementos de extraordinaria calidad. Aporta los aminoácidos esenciales, minerales como yodo, hierro, fósforo y potasio. Destaca en aporte de vitamina A, lo que lo hace indicado para el buen mantenimiento de nuestra piel y de la visión.

El poder del mar

Su consumo tiene efectos positivos sobre el estrés oxidativo del organismo colaborando en prevenir y/o mejorar enfermedades crónicas como la aterosclerosis, diabetes, cataratas, enfermedades degenerativas y sobre algunos tipos de cáncer que se generan por la acumulación de radicales libres y la pérdida del equilibrio oxidativo. Además, potencia el metabolismo del glutation, eliminando de manera extraordinariamente efectiva la oxidación.

Aplicaciones

Los principios activos a base de hueva de erizo de mar tienen un alto poder antioxidante, compuesto por espinocromas y astanxantina, así como también de ácidos grasos, aplicables a cinco diferentes industrias: farmacia o medicamentos, alimento para humanos, alimento para animales, nutracéutica o superalimentos y cosmética.

El Erizo

Los erizos de mar utilizan las espinocromas en sus sistema inmune, en especial Arbacia dufresnii acumula estas espinocromas en las huevas. A través de biotecnología hemos incrementado esa acumulación. Estas espinocromas proporcionan nuevos instrumentos en la lucha contra enfermedades.

Los erizos de mar se han consumido desde épocas inmemoriales. Su alto poder nutritivo ha hecho que sea un alimento muy buscado. En Oriente se conocen sus propiedades beneficiosas para salud desde la Dinastía Chang cuando se publicó “Materia Medica” de Li Zhongli en 1647 en la Dinastía Chang. Los erizos de mar almacenan en sus huevas el poder para beneficiar la salud del corazón, los huesos, los pulmones, la sangre y hasta la impotencia. Hermosos tesoros del mar con fuentes nutricionales extraordinarias.

Un estudio biológico de los erizos de mar abrió posibilidades de utilizar sus propiedades en la industria de la piscicultura (técnica que se ocupa de dirigir y fomentar la reproducción y cría de peces y mariscos), la cosmética, la industria farmacéutica y la alimenticia.